POTOSÍ Y LOS SUCESOS POLÍTICOS DE 1810  
José Antonio Fuertes López
Vicepresidente de la Sociedad Geográfica e histórica de Potosí

 Como es lógico, antes de 1810 hubo ya antecedentes importantes de la nueva ansia libertaria que operaba, principalmente, en los criollos. Y el año 1810 fue fecundo en revoluciones que estallaron en diferentes ciudad sudamericanas, como: Quito, Buenos Aires, Chile y Caracas, en el exterior y en Potosí, Cochabamba, Oruro, Chuquisaca y La Paz, en el Alto Perú hoy Bolivia. 

Los movimientos se levantaron creando juntas de gobierno semejantes a las que se erigieron en la península y se proclamó, uniformemente, el principio de que todo americano tenía los mismos derechos que los peninsulares. 

Los hechos demuestran que al comenzar 1810, La Villa Imperial de Potosí ya había dado muestras de su decisión de luchar por su soberanía a pesar de la resistencia realista. 

Ese año, bajo el gobierno de don Francisco de Paula Sanz, Potosí ingresó a una vida agitada, con participación de líderes que constantemente se daban a la tarea de preparar el ambiente patriota para el momento propicio y oportuno en hacer estallar la revolución libertaria. Instituciones coloniales como las Cajas Reales, y la Casa Real de Moneda, fueron testigos de todos los acontecimientos ocurridos a través de la documentación generada por la administración de los recursos económicos de la Corona. 

Se conoce que el 27 de octubre se libró la Batalla de Cotagaita (dos ejércitos, el rea­lista de Abascal y el patriota de González Balcarce se batieron en ese lugar. Triunfaron los españoles) y el 7 de noviembre ocurrió la Batalla de Suipacha (primera victoria patriota, que fue de escasa significación militar, pero importante por su repercusión política) (Ramallo,1913:13) 

No hay que olvidar que este año del levantamiento fue sumamente trascendente para los vecinos de la Villa Imperial de Potosí, porque consolidó la libertad potosina y nacional, donde tuvo a destacados y aguerridos protagonistas en la lucha por la independencia altoperuana. Instituciones coloniales, como las Cajas Reales y la Casa Real de Moneda, fueron testigos de todos los acontecimientos ocurridos durante este año a través de la documentación generada por la administración, manuscritos que encierran e informan acerca de la actividad diaria institucional.   

CAJAS REALES 

Los manuscritos de esta ins­titución informan sobre la actividad diaria institucional, de cómo se administraba una sociedad minera económicamente fuerte, cómo se desarrollaban las relaciones civiles y se ejercía el poder en la administración de las rentas de la Corona, finalmente, cómo se desarrollo culturalmente una población que creció acelerada­mente por la producción argentífera. 
Este año, las Cajas Reales de la Villa Imperial de Potosí estaba gobernada por los Oficiales Reales (CNM-AH: CR-878:56): 

- D. Miguel Lamberto de Sierra                    Tesorero
- D. Juan de la Cruz Martín                         Contador interino
- D. Fermín de Aoiz,
- D. Felipe del Cerro                                  Segundo Oficial
- D. Isidro Escarza                                    Tercer Oficial
- D. Juan Campero                                    Defensor Fiscal
- D. Juan Crisóstomo Cevallos                     Portero

 Esta institución real, da a conocer los gastos básicos para el movimiento y mantenimiento de tropas en campaña y sueldos a militares que ascendieron a 416.371 pesos y 1¼ rls. (CNM-AH: CR-878:56). Eso explica por qué las republiquetas de Chichas, Cotagaita y Tupiza tuvieron una actividad constante belicosa, bajo el influjo de Potosí por la cercanía a esta ciudad. Gran parte de las acciones militares entre fuerzas realistas y facciones guerrilleras, se realizó en tierras potosinas y aún en la misma capital. 
Los libros de Cargos y Datas de la Ha­cienda Real demuestran las partidas de des­cargos durante ese año por concepto de gastos ordinarios y extraordinarios, sueldos a militares y gastos de guerra, que ascendie­ron a 820.828 pesos y 1 3/4 reales,
como se podrá observar el siguiente cuadro (CNM-AH: CR:877:37).

 

Cuadro de gastos en la Real Hacienda (1810)

Descripción

Ordinarios

Extraordinarios

Totales

Pesos

Reales

Pesos

Reales

Pesos

Reales

Gastos

16.637

6 ½

238.916

2

255.554

½

Gastos de guerra

148.903

¾

127.653

6

276.556

6 ¾

Sueldo a militares y gastos de guerra

-

-

-

-

139.814

2 ½

Totales

820.828

1 ¾

 

En este año, el gobierno de Potosí había pasado a manos de don Francisco de Paula Sanz (ver ilus. 1), reemplazando a Juan del Pino Manrique, y a él le sucedió el D.D. Feliciano Antonio Chiclana (Abogado de la Real Audiencia Pretorial de Buenos Aires, Coronel de Ejército, Gobernador Intendente de Potosí y sus Partidos, Superintendente de la Real Casa de Moneda, Minas, Mita, Real Banco de San Carlos, Subdelegado de la Real Renta de Correos).


Ilus. 1. Firma y escudo nobiliario de Francisco de Paula Sanz

Paula Sanz recibía un sueldo mensual de 623 pesos y en noviembre de 1810 retiró su último pago, ascendiendo a un total de 14.788 pesos 6 1/2 reales. Parecería que du­rante este tiempo, él se encontraba fuera de Potosí y las partidas de desembolsos por su sueldo fueron a través de sus apoderados: Ramón de Arozarena, Francisco Xavier Mi­randa y Luis de Orueta. Es de conocimiento que el 10 de noviembre, Paula Sanz fue conminado a rendirse por un grupo de patriotas (Salvador Matos (ver ilus. 2), Pedro Azcarate, Diego Barrenechea, Casimiro Gonzales de Hoyos, Melchor Daza, Manuel Molina, Mariano Toro y Manuel Orozco) pese a la inicial resistencia, fue derrotado (Araujo,1913). Después de derrocarlo, bajo la partida “Buenas Cuentas” el 25 de noviembre, aun se le cancelaba su sueldo por el trimestre, la suma de 1.666 pesos 5 rls.  (CNM-AH: CR-878).
 


Ilus. 2. Firma del patriota don Salvador José de Matos

 Potosí ha sido siempre protagonista de la historia colonial y republicana del país y del mundo, tanto es así, que durante este año existió un donativo de los vecinos para las urgencias de la guerra que se estaba llevando a cabo y fue el Ilustre Cabildo que recogió la suma de 7.425 pesos 7½ rls. sólo durante el mes de diciembre. Entre los contribuyentes aparecen:  

Instituciones públicas y agremiados: Real Banco de San Carlos, Real Aduana, Gremio de Cocanis y Bayeteros, Administración de Correos, Casa Real de Moneda, Gremio de Matanceras y Gremio de Chicheras.  

Personas particulares: Presbítero Eusebio Vásquez, Escribano José Guillermo Trujillo, D. José Santos Arias, D. Manuel Asencio Tapia, D. Pablo Rosas, D. Miguel Elizalde, D. Pedro Cano, D.D. José Antonio Reynalte, Cura Juan Manuel Grandidier, D.D. Domingo Marondo, D. Francisco Torres Drago, D. Manuel Luis de Eliden, Da. Patrona Machaca, D. Juan Gualberto Pacheco, D. Blas Villalba, D. Isidro Cuiza, el Cura Juan de la Cruz Fernández, entre otros (CNM-AH: CR-877:82v). 

GASTOS DE GUERRA DURANTE EL AÑO DE 1810

FECHA

CONCEPTO

PESOS-Rls.

23-Mar

Por la compra de dos cabalgaduras con destino a La Plata, Manuel Quevedo y José Espinola

6 – 2

10-May

Pagados a Cabo de Dragones Antonio Vinagre que va con destino a La Plata

22 – 0

30-Jun

Por utensilios de las tropas milicianas por 6 meses

13.642 – 3 ½

04-Sep

Refacción de 371 fusiles, por un balero. 80.000 cartuchos con bala, 200.000 balas

4.073 – 4

06-Sep

Construcción de toldos, tiendas de campaña y útiles de botica

14.873 – 5

13-Sep

Pan abizcochado para la expedición a La Plata

1.120 – 4

15-Sep

Expedición a La Plata por Vicente Nieto

2.847 – 6 ½

01-Oct

Transporte de 16 hombres hasta Tupiza por el Cap. de Milicias Francisco Estévez

501 - 5

25-Oct

Por el importe de útiles, capotes, tablados, colchones, frazadas y almohadas para el cuartel

3.173 – 2

08-Nov

Expedición de las tropas voluntarias a Tupiza

5.685 – 4 ½

08-Nov

Por armamentos de artillería remitidos a Cotagaita

894 – 1 ½

08-Nov

Por útiles, armamentos de guerra al mando del Conde de Casa Real de Moneda

5.347 – 7

09-Nov

Por útiles de botica para la expedición de tropas a las provincias del sur

3.700 – 5

09-Nov

Por la compra de 2.000 calzados de cuero para la tropa que van a las provincias del sur

375 – 0

9-Nov

Por la manutención de mulas para transportar al campamento de Tupiza de las tropas del Virreynato de Lima.

1.120 – 0

16-Nov

Por útiles y armamentos de guerra remitidos al campamento de Santiago

851 – 2

16-Nov

Por un altar portátil para la expedición de Tupiza

117 – 7

19-Nov

Devolución a José García Mesa, Comisionado de la expedición de Tupiza

178 – 0

01-Dic

Entregados a Santiago Carrera, habilitado por Ejército Auxiliar de Bs. As. para continuar su marcha

8.000 – 0

06-Dic

Entregados a Santiago Carrera, habilitado por Ejército Auxiliar de Bs. As. para gastos

20.000 – 0

11-Dic

Pagados a Nicolás de Urzainque por manutención 620 mulas de las tropas auxiliares

963 – 6

19-Dic

Entregados a Manuel José de Antequera, Sgto. Habilitado del Batallón de Azoguería

4.000 – 0

31-Dic

Entregados a Antonio Pino, Comisario de Guerra del Ejto. Auxiliar para continuar su marcha

60.000 – 0

 CASA REAL DE MONEDA 

Por su parte, los manuscritos de la Casa Real de Moneda revelan que des­pués del 10 de noviembre fueron confina­dos a Salta casi todos los empleados, obligados a dejar en el abandono a esposas, hijos, hermanos, etc. 
Testimonios de familiares, nos informan que sus esposos fueron obligados a salir de la Villa Imperial de Potosí, por orden de don Juan José Castelli y estar a disposición del Intendente de Salta, quienes viéndose en desgracia y desamparadas solicitaron que se les auxilie con la tercera parte del sueldo que gozaban sus esposos, hermanos o padres. Por decreto de 22 de diciembre de este año, Castelli, autoriza el pago.

Bajo el título de: "Expediente sobre la asignación hecha por el Exmo. Sor Repre­sentante, a las mujeres de los Empleados expatriados, de la tercia parte del Sueldo que gozaban por sus respectivos empleos. Año de 1810", las esposas de los empleados de la  Casa Real de Moneda,  dan sus testimonios
de los acontecimientos ocurridos en los dos últimos meses de este año (ver ilus. 3).


Ilus. 3. Detalle de la portada del Expediente formado pidiendo parte del sueldo de los esposos expatriados

Por ejemplo, Micaela Rojas, esposa legítima de Andrés Pardo, Guarda de la puerta, dice en su me­morial: "Que haviendo sido dho mi Marido intimado a comparecer en la Ciudad de Salta a indemnisarse, me a dexado cargada de siete hijos, y actualmente enbarazada en meses mayores con corto jiro de Bayetas de la tierra, y en ello sumamte endrogada sin tener como desempeñarme, y menos (por los mismos) como ocurrir a la subsistencia de tan crecida familia”.
Doña Juana Heredia madre de don Luis Aguilar, Oficial 2o de la Contaduría, relata “que cuando descansaba con ellas a expensas de mi hijo… se le intimó la Superior Orden de V.E. pa qe saliese de la Villa a vindicarse en la Ciudad de Salta”.
Por su parte, doña Tomasa de Lizarazu, hija de don Felipe de Lizarazu, que ejercía el cargo de Contador propietario, sostiene: “que habiéndose suspendido a mi dicho Padre del Empleo, y hallándose ausente sin saberse hasta el presente de su paradero, embargados todos sus bienes, aun aquellos que me pertenecen como legítima materna, me veo reducida a mendigar de ajenas manos el diario sustento…” (ver ilus. 4).


Ilus. 4. Memorial enviado por la hija de don Felipe de Lizarazu, solicitando se le auxilie con el sueldo de su padre

Haciendo un resumen de las familias que quedaron abandonadas y desamparadas, se tiene: 

FAMILIAS

EMPLEADOS

CARGO

Da. Michaila Peña (esposa)

D. José Colomo

Guarda Vista de la Fundición

Da. Micaila Rosas (esposa embarazada)

D. Andrés Pardo

Guarda de la Puerta

Da. Rosa Camberos (esposa)

D. Pedro Martín de Albizu

Primer Ensayador

María de Otondo (esposa)

D. Juan Palomo

Segundo Ensayador

Da. Juan Heredia (madre)

D. Luis Aguilar

Oficial 2do. de la Contaduría

Da. Rufina Torquemada (esposa)

D. Juan de Soto

Guardavista de la Fundición

Da. María Tomasa de Lizarazu (hija)

D. Felipe de Lizarazu

Contador propietario

Da. Fabiana Aguilar (esposa)

D. José Gómez

Guardavista de Fielatura

Da. Isabel Armijo (esposa)

D. Manuel López

Guardavista en los altos

Torivia, Catalina y Gerónima Roca (Hnas.)

D. Juan Bautista de la Roca

Oficial Mayor de Contaduría

D. Dionicio González de la Madrid (Hno.)

D. Carlos de la Madrid

Fiel

 De éste y otros hechos nos habla el hábil historiador y cronista de los acontecimientos políticos ocurridos durante 1810, don Modesto Omiste Tinajeros, dando a saber que, en la madrugada del 10 de noviembre “aparecieron invadidos por el pueblo, la puerta de la Casa de Gobierno, los cuarteles de la guarnición y todas las calles y plazas contiguas al Corregimiento, a pesar de los cañones que protegían, colocados en las cuatro esquinas de la plaza mayor” (Omiste,1941;t.I,102).  

10 de noviembre.  
Reconocida la Junta de Buenos Aires en la Audiencia de Charcas, su representante Castelli, jefe de la expedición "viajaba recibiendo ovaciones calurosas en todos los pueblos, y el mismo creía predestinado a eclipsar la gloria de los más grandes capitanes" (Arguedas, 1922)
 
Por orden de la Junta, Castelli salió con el ejército a Potosí el 10 de noviembre y entre el 18 y el 25 de noviembre llegó y permaneció dos meses.
Los soldados derrotados en Suipacha  fueron llegando en la tarde del día 9; su presencia hizo comprender al pueblo lo que pasaba en la frontera, y sus simpatías, a favor de la causa patriótica, estallaron. 
La noche del 9 al 10 fue de grande agitación, se combinó todo el plan revolucionario para hacer al día siguiente un pronunciamiento espléndido, deponer a las autoridades realistas y establecer un gobierno popular, análogo al de Buenos Aires. 

El 10 de noviembre, el pueblo con espadas y macanas superó a los realistas que cubrían las cuatro esquinas de la plaza e ingresó a la Gobernación, donde Paula Sanz fue conminado a rendirse por el patriota Manuel Molina. En la madrugada del 10 de noviembre "aparecieron invadidos por el pueblo, la puerta de la Casa de Gobierno, los cuarteles de la guarnición y todas las calles y plazas contiguas al Corregimiento, a pesar de los cañones que protegían, colocados en las cuatro esquinas de la plaza mayor (Omiste,1941:t.I,102). 
Esa guerra llamada de los 15 años, culmina con la última batalla en tierras potosinas, Tumusla, cuando el coronel Carlos Medinaceli el 1ro de abril de 1825 (donde murió el general Pedro Antonio Olañeta), da un paso para consolidar la independencia del territorio de la Audiencia de Charcas. Confirmó que los habitantes de Charcas querían ser libres no sólo de España sino de Argentina y Perú (Fuertes,2007).

Como vemos, Potosí ha sido siempre protagonista de la historia. Sin las extraordinarias riquezas minerales del famoso Cerro Rico, el Alto Perú no habría sido la entidad administrativa que dio nacimiento a la Audien­cia de Charcas, y probablemente no habría, existido Bolivia. Pero dado esos antecedentes y las condiciones históricas, tampoco habría podido dejar de existir.  
Fuentes Bibliográficas y Documentales
- Archivo Histórico de la Casa Nacional de Moneda-FCBCB 1810  Sección: Cajas Reales.
-
 Arguedas, Alcides 1922  Historia General de Bolivia (El proceso de la nacionalidad) 1809-1921. Ed. Arnó Hermanos, La Paz.
-
 Araujo, Macedonio 1910   Potosí y sus grandezas. Buenos Aires.
1913  
  Homenaje a Potosí en su Gloriosa fecha 10 de noviembre de 1810. Potosí.

- Fuertes López, José Antonio 2007
 Potosí durante el año de 1825. En Periódico “El Potosí”, 6 de agosto, Potosí.
-
Just Lleo, Estanislao
1994 Comienzo de la Independencia en el Alto Perú: Los sucesos de Chuquisaca, 1809. Sucre.
-
 Omiste Tinajeros, Modesto 1941 Obras Escogidas. Biblioteca Boliviana – II Serie, 2 tomos, Ed. del Estado, La Paz.
-
 Ramallo, Miguel 1913 Batallas de la Guerra de la Independencia Altoperuano, La Paz