SOCIEDAD GEOGRÁFICA Y DE HISTORIA "SUCRE"


EL MONUMENTO AL MARISCAL ANTONIO JOSÉ DE SUCRE

 

Antonio Dubravcic Luksic
Pastor Sainz Trigo

En la época colonial la plaza mayor o plaza de armas estaba ubicada en el centro de la ciudad, punto de encuentro de todos los ciudadanos.  Referente a la Plaza Mayor, hoy 25 de Mayo, el cronista Ramírez del Águila señala:[1] 

La Plaza Mayor es grande y espaciosa, hecha en cuadro, cada cuadra mide cuatrocientos pies, un ángulo ocupa la iglesia mayor, otro las casas del cabildo. Otro ángulo las tiendas de mercaderes de casas buenas con altos balcones para ver las fiestas.

Antiguamente desprovista de árboles, la plaza servía de mercado llamado c´atu, destinado a la venta de productos de la canasta familiar, así como de escenario de procesiones y corridas de toros.  Actualmente presenta lindos jardines diseñados por paisajistas.  En su interior se encuentran los monumentos a Antonio José de Sucre, Bernardo Monteagudo y Jaime de Zudáñez.  Culmina la ornamentación con cuatro piletas labradas en piedra. 

En torno a la plaza principal, o Plaza 25 de Mayo, se observan hermosos edificios como la Catedral Metropolitana; el Palacio de Gobierno, ahora Gobernación del Departamento de Chuquisaca; el Cabildo, actualmente edificio de la Honorable Alcaldía Municipal; la Casa de la Libertad. 

 

MONUMENTO AL MARISCAL ANTONIO JOSÉ DE SUCRE 

El 3 de febrero de 1907 se reunió un grupo de distinguidos ciudadanos para conmemorar un aniversario más del nacimiento de Antonio José de Sucre,  Uno de los asistentes, el generoso y filántropo General Dr. Pastor Sainz Cossío, lanzó la idea de erigir una estatua al Mariscal de Ayacucho, y ofreció donar la suma inicial de mil libras esterlinas para cubrir el costo.  El saldo fue recolectado por suscripciones populares. 

En dicha reunión se resolvió la conformación de un Comité que estuvo presidido por Don Mamerto Urriolagoitia (padre del ex presidente de la República) e integrado por distinguidas personalidades de la ciudad de Sucre.  Posteriormente, miembros del Comité presidido por el señor Urriolagoitia, emprendieron viaje a Paris con el objeto de contratar los servicios del escultor francés M. Fontaine para la realización de la estatua.  La fábrica Val d´Osne de Paris se encargó de la fundición de la estatua, así como de los dos leones que la acompañan.


[1] Pedro Ramírez del Águila, Noticias políticas de Indias y relación descriptiva de la ciudad de La Plata, 1639.


A su retorno de París, el comité, lanzó una convocatoria para la construcción del pedestal de piedra para el monumento al Mariscal, y fue aceptada la propuesta presentada por el Sr. Pedro Cors por la suma de Bs 16.000. Independientemente, se adquirieron las canteras para la extracción de la piedra. En base a una convocatoria pública, se contrató al Sr. Carlos Doynel por la suma de Bs. 250 para realizar la supervisor de obra. El monumento fue inaugurado el 24 de mayo de 1909, la solemne ceremonia se inició con las elocuentes palabras del presidente del Comité, don Néstor Sainz (hijo del General), y el presidente de la República, don Ismael Montes, descorrió el velo que cubría el monumento.

En esa oportunidad el Comité del Monumento otorgó una medalla de oro, conmemorativa de tan fausto acontecimiento, a personalidades del medio, rindiendo un justo homenaje de respeto y admiración al Padre y Fundador de la Patria. A decir de Ramiro Samos:

Es don Antonio José de Sucre, Gran Hombre y Mariscal de Ayacucho, la figura más simpática de nuestra historia, no sólo por sus dotes de eximio estratega, hábil político, diplomático y eficiente administrador, sino y sobre todo por ser un ALMA GRANDE. Grandeza de espíritu, que es el sello característico de todos los actos de su vida al obrar con magnanimidad en el triunfo [Capitulación de Ayacucho]; bondadoso con los humildes [actos de filantropía reiteradamente efectuados]; carente de rencor y de deseos de venganza [su actitud luego del motín del 18 de abril de 1828]; amigo y subordinado leal [su relación con Bolívar]; fiel cumplidor de sus deberes; [el mando del Ejército Patriota y su desempeño en la Presidencia de Bolivia]; modesto y sencillo [su cotidiano vivir]; mártir y santo de la libertad americana [el asesinato de Berruecos].

BIOGRAFÍA DEL GENERAL PASTOR SAINZ COSSÍO
(Sucre, Bolivia, 1845 – 1907)

Minero y político, don Pastor Sainz estudio Derecho en la Universidad de Chuquisaca y fue diputado en el Congreso 1872, durante la Presidencia de Tomás Frías.  Ingresó al Ejército y fue 2º Jefe de los Batallones “Colorados de Bolivia” en Sucre y Tarija.  Al estallar la Revolución Federal de 1898-1899, asumió el comando de la plaza de la Capital; en 1902 ocupó la Presidencia de la Cámara de Senadores; y en 1904 fue ascendido al grado de General de Brigada.

El General Sainz, en calidad de Senador por Chuquisaca, se opuso tenazmente a la suscripción del Tratado de 1904 con Chile, proponiendo en última instancia la ampliación de su tratamiento en el Parlamento, solicitud que fue rechazada, aprobándose finalmente el tratado en esa infausta fecha.

Después del traslado del ejecutivo y el parlamento a la ciudad de La Paz, la minoría parlamentaria residente en Sucre estuvo conformada por los siguientes representantes: Senadores -- Pastor Sainz, Miguel Ramírez, Primo Arrieta; Diputados -- Domingo L. Ramírez, Luis Argandoña, Juan Manuel Ramírez, Román Paz, Fernando Campero y Juan Manuel Sainz.

El Tratado de 1904 involucraba territorios cuya posesión aún se encontraba en negociaciones entre Chile y el Perú, particularmente el puerto de Arica.  El recibir dinero a cambio de perder definitivamente nuestro acceso soberano al océano Pacífico, tal como establece la cláusula 3ª del Tratado, constituía una inaceptable humillación y el sometimiento de Bolivia a una desventajosa situación que actualmente hoy persiste.  

El General Pastor Sainz realizó importantes donaciones para diferentes instituciones públicas de la ciudad de Sucre y las provincias; entre otras dispuso la donación de material quirúrgico para el hospital Santa Bárbara y de Bs.25.000 para la refacción de la Iglesia Catedral.  En 1907 fue nombrado Prefecto del Departamento de Chuquisaca. 

El General Pastor Sainz Cossío falleció en 1907, y sus restos descansan en una urna en la Capilla de la Virgen de Guadalupe, de la Catedral Metropolitana.  La Honorable Alcaldía Municipal le declaró “Benefactor de Sucre”, y una ordenanza municipal dispuso que una calle de la ciudad de Sucre se denomine “Pastor Sainz”. 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Copiadores de correspondencia familiar de P.S.C.
Jaimes, J. L., General Doctor Pastor Sainz, Buenos Aires 1905.
Gutiérrez de Linares, Vivian, conferencia “Monumento a Antonio José de Sucre”.
Paravicini, Hugo, “Sáínz Cossío, Pastor”, Diccionario Histórico de Bolivia, director. J. Barnadas, Tomo 2 pág. 809, Sucre 2002.

Documentos relativos a la Reparación y Ornamentación de la Catedral Metropolitana de Chuquisaca,
Imprenta La Industria, Sucre, 1906.
Querejazu Calvo, Roberto, Llallagua, Los Amigos del Libro, 1998
Samos Oroza, Ramiro “Antonio José de Sucre”, Boletín de la Sociedad Geográfica y de Historia “Sucre”, Nº 483; 2010, Sucre, Bolivia.