FUNDACIÓN DE LA SOCIEDAD GEOGRÁFICA Y DE HISTORIA “SUCRE”

ANTECEDENTES HISTÓRICOS -1887 - 2001

 

JOAQUIN LOAYZA VALDA

Socio de Número de la Sociedad Geográfica y de Historia "Sucre"

RESUMEN HISTORICO PRESENTADO EN EL "PRIMER ENCUENTRO NACIONAL DE SOCIEDADES GEOGRAFICAS DE BOLIVIA” (11 de octubre de 1997)

 

La Sociedad Geográfica y de Historia “Sucre” fue organizada en los últimos años del siglo XIX, al finalizar la época en la que se constituyeron las más importantes asociaciones científicas de este género en el mundo, como la de París en 1821 ; Berlín, en 1828 ; Londres, 1830 ; Río de Janeiro, 1838 ; México, 1839 ; Nueva York, 1852, Madrid, 1876, entre muchas otras.

La asociación correspondiente a la ciudad de Sucre fue fundada e instalada el 26 de febrero de 1887 por los señores : Aniceto Solares, José María 2º Calvo, Alfredo Calvo, Meliton Días, Augusto Mujía y Ernesto Reyes y, como señalaba su primer Presidente ; el Señor Aniceto Solares, se constituyó “...con la noble aspiración y el patriótico objeto de hacer el estudio de la Historia y Geografía de Bolivia, para ofrecer al país, en este importante terreno, el resultado de sus humildes conquistas”.

Hasta el año 1892, la Sociedad Geográfica y de Historia “Sucre” realizaba sus sesiones y planificaba sus actividades en los domicilios particulares de sus asociados y no contaba con más patrimonio que el aportado por aquellos. Sus primeros trabajos ; aunque de pequeño alcance, definen el sentido científico e histórico que la Sociedad ha asumido por más de cien años y se trataban de la copia de planos y de obras de excepcional valor o el inicio de estudios y observaciones astronómicas. En sus primeros años de vida ; a pesar de haber contribuido con su opinión autorizada en muchos aspectos del quehacer científico y cultural de nuestro país, la Sociedad Geográfica y de Historia “Sucre” ingresó en una fase de funcionamiento irregular entre los años 1890 a 1893. Sin embargo, la capacidad intelectual y la integridad humana de los socios Valetín Abecia, Agustín Iturricha y Ernesto Reyes fue suficiente para reavivar nuevamente y con más ímpetu, el trabajo de la Sociedad Geográfica y de Historia “Sucre”, especialmente el Doctor Iturricha que, no sólo sacrificó en este propósito su tiempo y patrimonio, sino, logró una subvención estatal de dos mil bolivianos. El 16 de mayo de 1896, a través de una Resolución de la fecha, el Gobierno nacional reconoció oficialmente su existencia y aprobó sus Estatutos, los que aún hoy se encuentran vigentes con las reformas necesarias realizadas en febrero de 1939. Después de un período de producción científica fecunda y de haber demostrado a la sociedad el valor de su obra, el Estado boliviano, a través del Decreto Supremo de 26 de octubre de 1939, le otorgó la responsabilidad del cuidado y conservación del edificio de la Casa de la Libertad. Desde aquella fecha asumió la misión de restaurar un inmueble que prácticamente se encontraba en ruinas y sobre el que pesaba la pena del olvido. Hoy este monumento nacional se encuentra plenamente restaurado gracias a la incansable actividad de la Sociedad Geográfica y de Historia “Sucre” y a los recursos económicos que, desde 1983, ha invertido el Banco Central de Bolivia.

Quizá porque las personalidades que entonces conformaban la Sociedad Geográfica y de Historia “Sucre” comprendían que la magnitud de sus objetivos no podían ser logrados por el esfuerzo de una sola institución, plantearon, en 1942, la necesidad de coordinar en un sentido unívoco, las acciones de las Sociedades Geográficas existentes en el país, al menos en algunos temas. En este sentido, el 10 de noviembre de aquel año en Potosí, el Presidente de la Sociedad Geográfica y de Historia “Sucre”, Alfredo Jáuregui Rosquellas, se reunió con sus similares de La Paz, Arturo Posnansky  y de Potosí, Domingo Flores ; lamentando la ausencia del de Cochabamba, Guillermo Urquidi , y acordaron los siguientes puntos :

A) Solidaridad, mutua cooperación y mayor intercambio de todas las Sociedades      Geográficas del país.

B) Reorganización de la benemérita Sociedad Geográfica de Santa Cruz de la Sierra a invitación, de las tres entidades reunidas en Potosí.

C) Fundación de la Sociedad Geográfica en Oruro, Trinidad, Cobija y Tarija.

D) Estudio de un Plan de Coordinación para la futura labor de las Sociedades Geográficas.

E) Revisión de Estatutos de cada una de las sociedades, coordinación y concordancia de disposiciones y fines.

F) Formación de un Comité que organice el Primer Congreso de Sociedades Geográficas a reunirse en la ciudad de Potosí, con motivo de la celebración del IV Centenario de la Fundación de la Ilustre villa de Potosí” (1545-1945).

Sin embargo, esta iniciativa no prosperó y, en este orden de cosas, el primer Encuentro Nacional de Sociedades Geográficas y de Historia de Bolivia viene a constituirse ; después de cincuenta y cinco años, en la concreción de los planificado el año 1942 en Potosí.

El 24 de mayo de 1965 la Sociedad Geográfica y de Historia “Sucre” fue condecorada con la Condecoración Nacional del “Cóndor de los Andes” en Grado Oficial, por los grandes y desinteresados servicios prestados al país en el ámbito del estudio de la geografía y la historia de Bolivia.

En esta breve reseña histórica y en la siguiente relación de sus más eminentes aportes, se puede advertir una progresiva transferencia de sus inquietudes intelectuales, desde la geografía, cartografía, estadística y demografía, hacia el predominio de la historia. Esto se debe a que en su momento, cuando el Estado boliviano carecía de las instituciones especializadas en cartografía, demografía y estadística, la Sociedad supo llenar a plenitud esa carencia. Hoy, el Instituto Geográfico Militar , el Instituto Nacional de Estadística y otras instituciones del Estado, cumplen estas funciones , por lo que la Sociedad ; sin descuidar estos ámbitos del conocimiento humano, promueve más el conocimiento de la historia.

La primera actividad que realizó en el campo del conocimiento geográfico, cartográfico y su aplicación al Derecho Internacional fue  la rectificación del meridiano de Sucre, que concluyó en diciembre de 1887. Esta se concretó por invitación del Gobierno y, después de tres meses de trabajo, sus resultados fueron : 19º 3’ 8’’de latitud Sur y 65º 20’ 30’’ de longitud Oeste del meridiano de Greenwich. “La latitud fue indicada mediante 15 culminaciones de estrellas escogidas, y la longitud por inmersiones y emersiones de los satélites de Júpiter y por dos iluminaciones de la luna. Las observaciones se practicaron sobre la bóveda del Oratorio de San Felipe”.

El año 1888, dentro de un proyecto nacional de mensura de las distancias entre las ciudades de Bolivia y con el objeto de normalizar la unidad de medida sobre la base del Sistema Métrico Decimal, procedió a la mensura del camino Sucre-Potosí y su señalización con hitos o mojones de ubicación kilométrica.

Ese mismo año, la Sociedad Geográfica y de Historia “Sucre” levantó el Plano Topográfico y Demostrativo de la ciudad de Sucre, en dos escalas : una para litografiarse y otra escala doble para que contenga datos útiles e ilustrativos, Este plano fue aprobado por el Consejo Departamental y el Consejo Universitario ; fue expuesto en el Pabellón Boliviano de la Exposición Internacional de París de 1889 y fue editado, en 1897, por cuenta de los recursos de la Sociedad , en una escala de 1 : 1.600. El  mismo año de 1888 la Sociedad levantó el plano de la carretera Sucre-Yotala, definiendo un trazo que aún hoy se mantiene.

Tomando en consideración la extensión de las provincias interiores de Chuquisaca : Tomina y Acero, pero ante todo la circunstancia que la nación chiriguana había sido reducida, la Sociedad propuso en 1892 la creación de nuevas provincias que posibilitaran la administración adecuada de los territorios que comenzaban a colonizarse. En el año 1896, a solicitud de la Alcaldía Municipal, la Sociedad Geográfica “Sucre” determinó un radio urbano más extenso que posibilitaba resolver los conflictos de competencia entre la jurisdicción administrativa y la judicial.

A solicitud del gobierno nacional, la Sociedad Geográfica se pronunció en 1896 con autoridad científica e histórica respecto de algunos diferendos limítrofes que aún estaban pendientes con los países vecinos, especialmente con la hermana República del Perú. A raíz de esta circunstancia y porque el Gobierno había solicitado a todas las Sociedades Geográficas se reunieran para realizar un mapa exacto de Bolivia, la Sociedad Geográfica y de Historia “Sucre”, desde 1897, realizó importantes observaciones, que luego las comunicó al Gobierno, acerca de graves errores que contenían materiales de información cartográfica ; como el “Mapa Postal”, que ofrecían a nuestros vecinos ventajas en la discusión y solución de los asuntos limítrofes pendientes. El año 1902  la Sociedad tuvo a bien colaborar ; otorgando información, a la Comisión Exploradora del Gran Chaco dirigida por el Barón Erland Nordenskiöld. Asimismo, motivada por los asuntos pendientes que existían con el Paraguay, la Sociedad no cesó de pronunciar su opinión respecto al  Chaco, especialmente desde que en 1924 asumiera la presidencia el Doctor Ricardo Mujía, a quién correspondió ejercer en Asunción una etapa de las negociaciones con el Paraguay y por cuya boca habló, sobre este tema, la Sociedad Geográfica y de Historia “Sucre”.

En el ámbito de la demografía y la estadística le correspondió, en el año 1888, participar y realizar el Censo Personal de la ciudad de Sucre, cooperando a una medida  que el Concejo Municipal determinó llevar a efecto. El censo tuvo como resultado el cómputo de 28.308 habitantes para la ciudad de Sucre.

En 1889, a solicitud de la Prefectura, la Sociedad Geográfica y de Historia “Sucre” coadyuvó en el empadronamiento de contribuyentes para la Prestación Vial, cuya Ley se había promulgado recientemente y así lo exigía. Nuevamente, a solicitud de la Alcaldía Municipal, la Sociedad cooperó en la realización del censo de 1893, levantó para tal propósito un nuevo plano y asumió la responsabilidad de realizar las estadísticas. Aquel censo se realizó con muchas dificultades de todo orden y el resultado fue que, curiosamente, la cantidad de habitantes de la ciudad decrecía ; en cinco años, un 20% aproximadamente, es decir, apenas llegaba a la cantidad de 16.129 habitantes. A pesar de esta experiencia, la Alcaldía y la Sociedad Geográfica emprendieron en 1898 la realización del Censo Real y Personal del Distrito Municipal y la Estadística del Departamento de Chuquisaca, con el propósito de obtener datos fidedignos que permitiesen la realización de planes concretos de desarrollo. La Sociedad fue aún más lejos en este sentido al formar una Matrícula General de Obreros de la ciudad de Sucre, buscando obtener datos exactos de la cantidad y calidad de la fuerza de trabajo disponible en 1898.

El año 1902 colaboró al Gobierno con los datos que precisaba para emprender la organización del Registro Civil de las Personas. En el ámbito de la investigación, estudio y difusión de la historia, la Sociedad Geográfica y de Historia “Sucre” tuvo la iniciativa, en 1889, de adecuar convenientemente los nombres de las calles de la ciudad con denominaciones que aún se mantienen hoy para la zona patrimonial. El año de 1902, procedió a realizar la comprobación del Escudo de Armas de la ciudad y de los títulos de Leal y Noble, aspectos que tuvo a bien esclarecer definitivamente el año 1938. Desde entonces la Sociedad Geográfica y de Historia “Sucre” estuvo presente en la valoración, difusión y conmemoración de los más importantes acontecimientos de nuestra historia : el Centenario del Primer Grito Libertario del 25 de Mayo de 1809 ; los trescientos años de la fundación de la Universidad Mayor, Real y Pontificia de San Francisco Xavier de Chuquisaca, el 27 de marzo de 1924 ; los Centenarios de las Batallas de Junín y Ayacucho, el 6 de Agosto y el 9 de Diciembre de 1924, respectivamente ; el Centenario de la fundación de la república, el 6 de Agosto de 1925.

En 1938 se produjo dentro la Sociedad la discusión, compulsa de datos históricos y deliberación acerca de la fecha de fundación de la ciudad de La Plata, asumiéndose como tal el 29 de septiembre de 1538, conmemorándose, en consecuencia aquel año los cuatrocientos años de existencia de Chuquisaca. También en el año 1938, consciente de la importancia de preservar el patrimonio histórico, cultural y arquitectónico de la ciudad, planteó a la Alcaldía Municipal de Sucre la formación de una Comisión Defensora de Monumentos Históricos y Obras de Arte. Dos años después, cuando estuvo bajo su responsabilidad el cuidado y conservación de la Casa de la Libertad, tuvo la oportunidad de iniciar la restauración de todo el edificio, misión que cumplió con verdadero compromiso con la historia por el lapso de más de una década.

La Sociedad Geográfica y de Historia “Sucre” propició y estuvo presente en todos los fastos históricos que merecieron ser recordados : el Centenario de la Batalla de Ingavi ; el Sesquicentenario de la creación de Bolivia ; el Centenario de la Guerra del Pacífico, etcétera, etcétera. Pero, ante todo, su opinión y sus preocupaciones con la ciencia de la historia se expresaron y aún se expresan individualmente, a través de cada uno de sus asociados, respecto a todos los tópicos que pueden merecer estudio histórico, en el Boletín de difusión de sus trabajos científicos. Así han sobresalido con su aporte a la ciencia de la historia hombres como Valentín Abecia, Agustín Iturricha, Miguel Ramallo, Alfredo Jáuregui, Julio García, Guillermo Francovich, Joaquín Gantier, para citar sólo algunos nombres.

En cuanto a las publicaciones emprendidas por la Sociedad Geográfica y de Historia “Sucre”, el primer intento se concretó en 1890, cuando se comenzó a reunir información para la edición del Diccionario Geográfico de Chuquisaca y el Atlas que le era correspondiente. Seis años después, en 1896, la Sociedad colaboró con el Gobierno en la publicación de la Revista de Instrucción Pública. Quizá porque los asociados de entonces comprendieron que ya podían emprender su propia obra editorial acordaron, en 1897, publicar su Boletín. En efecto, el 31 de enero de 1898 se publicó el primer número del Boletín de la Sociedad Geográfica  y de Historia “Sucre” que, en cien años próximos a ser cumplidos, ha publicado 480 números.

El mismo año de 1898 se concluyó la redacción y edición del Diccionario Geográfico de Chuquisaca y se concluyó también el Atlas, que no llegó a publicarse. En 1902 la Sociedad organizó una exposición histórica, para tal efecto, reunió documentos y objetos de gran valor histórico. Desde entonces, motivada por la alta responsabilidad que el compromiso con la historia supone, ha contribuido a la formación de un museo, archivo, biblioteca, hemeroteca y mapoteca que funcionan en la Casa de la Libertad y coadyuvan a la ilustración de cuantos quieren trabajar por el conocimiento de nuestra historia.

Actualmente la Sociedad Geográfica y de Historia “Sucre” está constituida por veinte socios de número, que continúan la obra realizada en más de un siglo por ilustres intelectuales bolivianos. A los socios más antiguos correspondió el honor de recuperarla, revitalizarla y proyectarla nuevamente, porque como toda obra humana, también la Sociedad ha padecido momentos de estancamiento de los que, empero, ha logrado recuperarse con mayor fuerza.

Para finalizar este resumen histórico debo señalar que sus proyecciones parten de la iniciativa de organizar este “Primer Encuentro Nacional de Sociedades Geográficas y de Historia de Bolivia”, cuyas conclusiones orientarán sus actividades compartidas con sus similares de Bolivia. Internamente, se ha impuesto la tarea de adecuar sus Estatutos a las condiciones de los tiempos que vivimos ; debe prepararse para valorar el significado histórico de la presencia de su Boletín en los últimos cien años de la historia de Bolivia : desde el 31 de enero de 1898 al 31 de enero de 1998 y ; por supuesto, su futuro depende también de la obra individual que cada uno de sus asociados realiza cotidianamente, para el desarrollo y conocimiento de la geografía y la historia de nuestra Patria y para la conservación de la Sociedad Geográfica y de Historia “Sucre”.